Desarrollo de Yucatán

Espacio para la divulgación y el análisis de propuestas para el desarrollo de Yucatán.

Respuesta ciudadana a la solicitud de aumento de las tarifas de transporte.

(Propuesta para discusión, José Luis Sierra V.)

Los dueños de los autobuses urbanos –concesionarios de un servicio público como es el transporte- han solicitado un nuevo aumento de tarifas, argumentando el alza de combustibles. El aumento que solicitan es de UN PESO (20% sobre las tarifas actuales) a pesar de que el aumento de las gasolinas será gradual, hasta alcanzar el 5%. Cabe mencionar que la compra de combustible representa sólo 20% del costo de operación de un autobús urbano (salario y prestaciones de los choferes y personal de apoyo; depreciación de la unidad y costos financieros; refacciones y mantenimiento; seguros y accidentes; multas; ganancias…).

ANTES DE SOLICITAR UN AUMENTO DE LAS TARIFAS los concesionarios del servicio de transporte DEBERÍAN CUMPLIR LOS TÉRMINOS DE SU CONCESIÓN ofreciendo el servicio CON LA CALIDAD que han cobrado, por meses y años, sin cumplir. ¿Y cuáles son los mínimos que DEBIERAN CUMPLIRSE con las actuales tarifas, ANTES DE PENSAR SIQUIERA EN UN AUMENTO?

Cada pasajero deberá ir sentado. Ninguna unidad podrá llevar sobrecupo.

Los concesionarios deberán aumentar las unidades a fin de reducir los tiempos de espera de los usuarios y evitar los sobrecupos.

Todas las unidades deberán cumplir con los estándares de seguridad (estructura y carrocerías, frenos, vidrios inastillables, botiquín de emergencias, extinguidor de fuegos, etc.).

Todas las unidades deberán contar con asientos y equipamiento para discapacitados.

Cada unidad deberá contar con una bitácora de mantenimiento, misma que podrá ser requerida, en cualquier momento, por las autoridades del transporte.

Ninguna unidad en servicio podrá tener más de diez años de antigüedad, ni arrastrar problemas mecánicos.

Las unidades deberán estar limpias en todo momento, con asientos completos, sin vidrios rotos o ventanas desajustadas.

Todas las unidades deberán contar con aire acondicionado.

Los choferes serán relevados de la función de cobrar pasajes. El control de acceso del pasaje se deberá hacer por medios electrónicos (rehiletes) y con boletos comprados de antemano o mediante expendedores en los paraderos o en la propia unidad.

Los conductores deberán ir aislados del pasaje. Deberán estar uniformados; ser corteses en su trato; ser cuidadosos en el manejo. Deben asumir en todo momento que transportan personas, no carga y que ellos son los responsables de su seguridad y de su confort.

Algunas ideas sueltas para mejorar el servicio SIN AUMENTAR LAS TARIFAS:

Planteamos la necesidad impostergable de contar con un SISTEMA INTEGRAL DE TRANSPORTE (que reivindique su carácter de SERVICIO PÚBLICO), sistema que conjugue la participación pública y privada, que asuma como prioridades la calidad del servicio, la eficiencia en su operación y el impacto de las tarifas en la economía de las familias. Por lo mismo, consideramos que tanto el Ayuntamiento de Mérida como el Gobierno del Estado deben realizar las inversiones necesarias para garantizar los servicios de transporte que requieren la sociedad y sus integrantes. Con estas ideas en mente, en el aquí y ahora, hay que hacer frente a la nueva solicitud de aumento de tarifas y a la baja calidad de los servicios que ofrecen los concesionarios de transporte. Pasemos revista a medidas sencillas, que debieran ser aplicadas desde ahora, como adelanto del SISTEMA INTEGRAL DE TRANSPORTE, la única y real solución a un problema que afecta a la sociedad y lastra nuestra calidad de vida.

Pregúntate ciudadano, usuario del transporte concesionado, ¿por qué los taxis y los autobuses foráneos tienen estaciones para tomar y dejar pasaje en el centro, mientras los concesionarios del transporte urbano utilizan las calles y las banquetas del centro como “terminales de pasajeros”? ¿Por qué no se les obliga a adquirir y operar en predios amplios y bien localizados, donde se ofrezcan los servicios indispensables y con la debida seguridad y comodidad para los usuarios?

Si una de las fugas mayores que enfrentan los concesionarios son los pasajes cobrados y no reportados por los choferes, ¿por qué no han liberado a éstos del cobro de pasajes y manejo de dinero? ¿Cómo se puede lograr de manera sencilla y económica? Los autobuses llevarían rehiletes de control y el usuario compraría sus boletos mediante planillas (en las escuelas, en los centros de trabajo o en cualquier tienda de la esquina) o en máquinas expendedoras en los propios paraderos. El chofer, protegido por una “jaula de cristal”, SÓLO SE DEDICARÍA A CONDUCIR, liberándose de las tensiones derivadas del manejo del pasaje.

Con el manejo de PLANILLAS (semanales, quincenales o mensuales), los concesionarios recibirían el monto de los pasajes POR ADELANTADO. El ahorro derivado de esta forma de cobro DEBERÍA REPERCUTIRSE A FAVOR DEL USUARIO (vgr. ofrecer 10% de descuento en la planilla semanal, 15% en la quincenal y un 20% de ahorro para quienes compren por mes). El sistema de planillas evita que sea el chofer quien “administre” los descuentos (tercera edad, estudiantes, etc.), facilitando su manejo al trasladar el control a la venta de tales planillas.

Sin embargo, insistimos: no es posible una solución de fondo con un sistema de transporte MERCANTILIZADO, fragmentado, controlado por los propios concesionarios. Se requiere un SISTEMA INTEGRAL DE TRANSPORTE PÚBLICO, que combine un SISTEMA COLECTIVO (manejado por el Ayuntamiento y por el Gobierno del Estado) con las rutas y servicios concesionados a particulares. Necesitamos un SISTEMA que reinstale al usuario en el eje de sus operaciones y a la economía familiar en el centro de sus finanzas (ver propuesta adjunta).

Podemos utilizar las ventajas de los trenes ligeros, adoptar el sistema del “eje vial” o del “par vial”; combinar las troncales del transporte colectivo con las rutas radiales, las rutas transversales o periféricas; debemos aprovechar con el transporte público el anillo periférico, urge completar y utilizar plenamente el circuito colonias.

Muchas cosas se pueden y se deben hacer en materia de transporte público pero el principio es uno: el transporte urbano ES UN SERVICIO PÚBLICO y se debe rescatar su esencia. El fin es uno, también: la satisfacción del usuario. Y el objetivo central: servir eficientemente a la sociedad preservando la economía de las familias yucatecas, el ingreso de los que menos tienen, que son quienes necesitan y utilizan el transporte público.

Mérida, Yuc.; 16 dic. 2007.

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: